Las quejas son enemigas de tu negocio

Las quejas te retienen en unas espiral de pensamientos negativos constantes.

Las quejas NO son desahogos.

Mientras los segundos son esenciales para eliminar de nosotras mismas la frustración y la ira, para poder ver la situación desde fuera y encontrar una solución, la queja es regocijarse en el dolor, en el pensamiento negativo, sin el fin de encontrar una solución, manteniéndonos atrapadas en un círculo de compasión, alimentando nuestras heridas, clavándolas en nuestra mente con la fuerza de la repetición.

 

Quejarse no lleva a nada, sólo nos da la certeza de NO salir del problema, un problema que en realidad NO queremos solucionar, porque nos obligaría a enfrentarnos a nosotras mismas, a hacer algo diferente.

Quejándonos NO buscamos soluciones, sólo buscamos alimentarnos de compasión. 

 

Como ves las quejas son tóxicas ya a nivel personal, si tu objetivo es convertirte en una emprendedora te invito a revisar tu relación con las quejas.

 

Piensa en un día cualquiera en que entras en una tienda a comprar el pan, te gustaría que te atendiera alguien que siempre se queja? O alguien con una sonrisa?

Y no pienses que los trabajos on-line son diferentes, las redes sociales son nuestros escaparates.

 

Es entonces MUY IMPORTANTE para ti, como persona y como emprendedora, ABANDONAR LA ADICCIÓN A LAS QUEJAS. 

 

 

 

Cuando te encuentras quejándote, pregúntate:

Me estoy exigiendo demasiado? 

– Quiero de verdad encontrar una solución al problema? 

– Estoy lista para cambiar la situación? 

– Qué gano en pensar así? 

 

 

Abandonar la adicción a las quejas te permitirá encontrar una solución rápida y efectiva a los problemas: una actitud esencial para una emprendedora.