La primera fuente de ingresos de tu blog

¿Llevas meses y incluso años con tu blog y todavía no has generado ingresos?

Hoy la estrategia para crear tu primera fuente de ingresos.

 

 

El post de hoy te interesa si eres una emprendedora on-line que ya tiene un blog montado pero todavía no tiene una fuente de ingresos fija y sustanciosa, no te hablo de e-books ni de programas de larga duración, y de larga preparación, sino de una fuente de ingresos que puedes añadir facilmente a tu blog, con sólo crear 2 páginas y un cartel, una fuente de ingresos que  se convertirá en tu fuente de ingresos principal, te hablo de las sesiones privadas 1:1 a con tus clientes, sesiones a través de videoconferencias donde podrás dedicarte enteramente a tu cliente y darle la solución exacta a su problema.

 

Para integrar este servicio a tu web tienes que :

 

– durante la fase menstrual elige sobre qué tema vas a ofrecer tus sesiones privadas, específicando concretamente cómo puedes ayudar a tus clientes, apuntando los beneficios que disfrutarán tus clientes al contratar tu servicio.

 

–  durante la fase preovulatoria :

– crea 2 páginas :

1 . UNA donde ofreces una SESIÓN GRATUITA con un formulario con preguntas que tu posible cliente tiene que contestar, puedes hacerlo con el plugin ContactForm7

2. UNA donde ofreces tus SESIONES PRIVADAS y los precios de tus sesiones

–  establece tus horarios de trabajo en las sesiones privadas, puede ser un sólo día a la semana dedicado 100% a las sesiones privadas o una hora o dos diarias, planifica los horarios que vas a dejar disponibles para este servicio a lo largo del mes.

– crear tu cuenta en un programa de videoconferencias para usarlo en tus sesiones privadas, yo uso y aconsejo Zoom.

 

–  en la fase ovulatoria escribe el texto de las páginas  de tu blog donde ofreces tus sesiones gratuitas y privadas, recuerda de específicar :

a quién va dirigido este servicio

– sobre qué temas pueden pedir tu asesoría.

Pon particular atención a la redacción de las preguntas  que tus posibles clientes tienen que completar para conocerlos más y saber exactamente que tipo de consejos necesitan.

 

–  en fin en la fase premenstrual crea un bonito cartel para publicitar tus sesiones gratuitas, preferiblemente con una foto tuya y tus colores corporativos. Pon el cartel en la página, en la barra lateral de tu blog y publícala a menudo en tus redes sociales.

 

Y ya has añadido el servicio de sesiones privadas en tu blog, lo que será tu mayor fuente de ingresos, te lo digo por experiencia personal.

 

 

 

La autovaloración NO está en juego

Como sabes, en un trabajo en la web nunca tienes que dejar de aprender y en mi método de organización se concentran los estudios durante la fase preovulatoria , cuando estamos más concentradas y activas, cuando podemos aprovechar que necesitamos menos horas de descanso para estudiar y formarnos, así que la semana pasada me apunté a varios cursos on-line, uno de ellos «Habla de Dinero con Naturalidad» de mi querida Mónica Salazar, la que fue mi primer mentora en el 2012, la que hoy es una experta en dinero femenino, la que gracias a su curso y en pocas palabras me ha hecho tener una visión completamente diferente sobre las conversaciones de dinero.

 

Pero hoy te quiero hablar de una sola de las grandísimas verdades que me ha enseñado en el curso y que realmente me ha impactado, por esto quiero analizarla, compartirla contigo para que también tú cambies el chip sobre este punto que me parece esencial.

Sabes que te aconsejo de invitar a tu audiencia a una sesión gratuita donde te hablarán de su problema y le darás unas posibles soluciones además de invitarlas a trabajar contigo, ve el vídeo donde te explico más aquí, sin embargo, en el momento de comunicar el precio no sólo estamos valorando nuestro trabajo, sino que nos estamos valorando a nosotras mismas, nos estamos auto-valorando y la mayoría de las veces nos desvaloramos . (conoce un poderoso ejercicios para trabajar este punto aquí)

 

Sin embargo cuando comunicamos el precio de un producto a un posible cliente, la autovaloracion NO está en juego.

 

Sí, así de simple.

 

 

La pregunta es Cuánto vale MI PRODUCTO, no cuánto valgo yo.
Porque, citando a Mónica Salazar, como persona tienes un valor ilimitado.

Lo que estamos tratando es cuánto vale lo que vendo, no yo misma.

Te aconsejo de prestar particular atención a esta verdad durante la fase ovulatoria cuando el pico mensual de empatía nos empuja a dar más a los demás que a nosotras mismas, a desvalorarnos aún más, en este caso también te pido de dar la vuelta a lo siempre se ha hecho así y a enfocar un poco de esa empatía innata en esta fase a ti misma, a quererte más, a pensar más en ti, a honrar tus logros, a sentirte una persona valiosa.

 

Y cuando tienes esto claro, asimilado en ti misma, ya no sirven los miles de consejos para valorarte más porque YA tienes valor, ya eres una persona valiosa, ya sabes que puedes transformar vida, ya sabes que tienes un impacto extraordinario sobre tus clientes .

… qué queda?

 

SÓLO valorar el producto que vendes teniendo en cuenta la TRANSFORMACIÓN que obra en el cliente, teniendo claros los BENEFICIOS que va a tener esa persona en su vida después de seguir tus consejos.

 

Es una grandísima verdad pero una verdad que me ha impactado por la sencillez con la que Mónica lo ha explicado, en pocas palabras, de forma clara, sin entrar en medir tu valor personal que NO está en juego, sino y simplemente haciendo el trabajo que estamos haciendo que es VENDER UN PRODUCTO.

 

Si haces sesiones gratuitas o de pre selección con tus posibles clientes, recuerda esta grandísima verdad la próxima vez que converses con una persona interesada en tus productos.

Cambiarás completamente tu actitud a la hora de comunicar el precio porque saldrás del circulo vicioso de la autovaloracion que no tiene sentido porque como persona tienes un valor ilimitado y te darás cuenta de que lo que estás valorando es TU PRODUCTO, de esta forma sabrás ponerle y precio adecuado comunicado con las palabras adecuadas.

 

¿Qué te parece este consejo que da la vuelta a la tortilla?
Espero tus comentarios.

 

 

¿Quieres ver el vídeo de este post?