¿Te permites descansar en la fase menstrual?

¿Cómo es que un día me cuesta llegar de la habitación al baño y al siguiente me hago casi 9km andando? ¿Soy inconstante?
No… simplemente soy Cíclica 🥰

Cuando LO SÉ, lo acepto y lo uso, me permito descansar cuando me hace falta… Resultado: al día siguiente estoy como una rosa 🌹
Y si no lo hago, si no me permito descansar ¿qué pasa? Que arrastro cansancio durante todo el mes siguiente, sumando todos los meses y toooodos los años… vivo con un cansancio extremo encima que nunca me quito … y sí, puedo llegar a enfermarme porque me cuerpo me obliga a parar.

¿Tú te permites descansar en la fase menstrual? ¿Cómo te sientes cuándo lo haces? ¿Cuánto tardas en recuperar?

 

Yo no tengo la varita mágica

Adoro cuando las mujeres que trabajan conmigo me recomiendan a sus amigas 🥰 muchas de ellas se convierten en mis clientas y están contentas como la persona que me recomendó 🥰 … pero, OJO, yo no tengo la varita mágica 😉 yo te puedo acompañar pero el compromiso tiene que ser tuyo 😉

 

Sé, porque tengo las pruebas de varias clientas que lo han conseguido, que con mi ayuda puedes dar el empuje a tu negocio y pasar de ganar pocos euros al mes a vivir de tus ganancias en pocos meses.
Sé, también comprobado por mis clientas, de mujeres con un negocio estancado que han empezado a facturar cifras importantes después de una sola sesión conmigo. 😍


¿Quieres saber cómo? 


¿Tienes un negocio online enfocado a ayudar a las demás y quieres (por fin) generar ingresos sustanciosos? 


Con una sola sesión privada te puedo enseñar como conseguirlo… pero está A TI ponerlo en práctica y hacerlo realidad 😉


Reserva una sesión privada gratuita de exploración AQUÍ para conocernos más en profundidad y para que puedas valorar si soy la profesional adecuada para ayudarte. 

 

 

Estoy harta

Estoy harta de esta sociedad que nos denigra, nos machaca, nos mata, nos obliga a ser quién no somos.
Harta de qué seamos ciudadanas de segunda, harta de tener que adecuarnos, de seguir el – tiene que ser así-
Yo soy la primera que he roto el tiene que ser así, en muchos momentos de mi vida, y para mí se ha convertido en una consigna, tanto personal como laboralmente.
Salir de una violencia de genero, ser madre soltera de 2, trabajar por mi cuenta, vivir en varios puntos de España… mi vida es la muestra de lo que digo.

 

 

Y no lo es solo en las situaciones más difíciles, lo es en el día a día, cuando sé decir que no a lo que no quiero, cuando respeto mis tiempos y mis prioridades, cuando no me agoto, cuando no me siento ansiosa ni me siento en culpa por tomarme mis periodos de descanso.
Y este cambio diario lo que me ayuda en las situaciones difíciles, porque recuperar la consciencia de mi cuerpo y de mis tiempos, me empodera, me da fuerzas y herramientas para gestionar mis emociones y reacciones.

Porque el cambio social empieza en cada una de nosotras, en varios aspectos, uno de ellos, super importante y básico, recuperar la consciencia de nuestros tiempos femeninos.
Pero no como simple información, desconectada con la practicidad del día a día, sino como complemento, como guía de nuestras jornadas:
✔️ para saber como manejar nuestra energía
✔️ para prever nuestras sensaciones, para trabajar en lo que se nos da mejor en cada momento
✔️ para aprovechar lo que tenemos por el “simple” hecho de ser mujer y que el patriarcado no quiere hacernos descubrir.

Porque reconocer tus cambios como naturales te libra de la culpa y de la ansiedad.
Porque conocer tus fases femeninas te libra un poco más.
Porque aprovechar tus habilidades en cada fase te empodera cada día.

 

Por esto quiero que aproveches mi ayuda.

     Clica AQUÍ y  suscríbete en el formulario ,

descarga el ebook “Potencia tu Productividad Femenina”

y accede al GRUPO EXCLUSIVO para suscriptoras

Comunidad Emprendedoras Cíclicas.

 

ATENTA: para activar tu suscripción tienes que abrir de “Lily Yuste” con objeto IMPORTANTE: Confirma tu interés y clicar en el botón AZUL que encuentras en ella. Así estoy segura de no mandarte SPAM y tú estás segura de no recibirlo.

 

Porque los métodos de productividad lineales no funcionan … y porque no quieres que te lo diga

¿Prefieres leer? 

 

Hola a todas,
hago este vídeo cortísimo para contarte porque los métodos de productividad lineales no funcionan y porque no quieres que te lo diga.

Soy Lily Yuste, me encontráis en Productividad Cíclica y en Emprendedora Consciente, encontraís posts, podcasts…, os invito a ir, encontraréis muchos contenidos.

Pero el tema de hoy me parece super importante porque los métodos de productividad lineales no funcionan y porque no quieres que te lo diga.

Voy a empezar hablando de mí, yo empecé a trabajar online, harán 7 años en enero, te juro que en estos 7 años he probado todos los métodos de productividad habidos y por haber, me he despertado a las 5 de la mañana para ponerme a trabajar, he hecho kanban, he hecho planificadores, he hecho agendas…he hecho todo y más …

La cuestión es ¿qué me pasaba? ¿por qué no quieres saberlo? Me pasaba que al principio cuando había hecho mi curso, cuando venía emocionada con el método que me habían enseñado, decía – Esto es para mí, esto sí que es para mí, esto sí que me funciona – Y empezaba a usarlo en mi vida.

Pero a la larga ¿qué comportaba ese método? Me comportaba sacrificio, SACRIFICIO.

Sí, estaba muy emocionada porque me funcionaba, porque yo podía, porque lo había aprendido, porque era genial… pero me comportaba SACRIFICIO.

¿Entonces qué pasaba? Que a la primera de cambio lo abandonaba, cuando pasaba algo en casa, cuando hacía un viaje, cuando x… a la primera de cambio abandonaba el método. ¿por qué? Porque no quería más sacrificio.

Yo lo he experimentado y entiendo que cada una de vosotras tengáis que hacer vuestro camino y tengáis que hacer vuestras propias experimentaciones. Está bien así.

 

 

Pero lo que sí os puedo decir es que a la larga los métodos de productividad lineales no funcionan porque nos piden SACRIFICIO.

Entonces…no lo quieres saber 😀 porque estás emocionada, lo acabas de descubrir y dices – Sí, claro, si esto le funciona a Fulanito y a Menganito, me funciona a mí también

Te funciona hasta que no estás agotada por los sacrificios que estás haciendo, funciona hoy, mañana, pero no a largo plazo.

¿Cuál es un método de productividad que funciona a largo plazo?

Un método que TE tiene en cuenta, un método que NO te exige sacrificios.

 

El método que te enseño en Productividad Cíclica donde, sabiendo en qué momento del ciclo estás, cuáles son tus fases cíclicas, puedes adecuar tu gasto de energía, tu gasto de atención, de concentración, de comunicabilidad, de creatividad, en base A TUS CAMBIOS, en base a tus propios cambios.

Yo no te digo haz esto o haz lo otro, yo te digo CÓMO TE SIENTES, yo te enseño a manejar los cambios cíclicos. Cuando lo sabes, los conoces y conoces los tuyos propios, entonces es cuando puedes montarte un método de productividad personalizado que vaya con tus cambios, un método de productividad que lo mismo no te da resultados excelentes el primer mes, claro, porque no estás haciendo sacrificios.

Es lógico que si aprendes un método de productividad que te dice – trabaja 12 horas diarias- , el primer mes, harás un montón de cosas.. Sí, ¿pero a largo plazo, qué?

A largo plazo necesitas un método que te tenga en cuenta, que no exija sacrificios de tu parte sino que se base en cómo TÚ ERES.

Lo que pasa es que es más FÁCIL copiar una plantilla que nos dan, es más fácil seguir lo que nos dicen … me han dicho que tengo que despertarme a las 6 … pues me despierto a las 6…todos los días … Es más fácil eso que empezar a conocerse, que empezar a analizarse, porque dentro de la análisis vamos encontrar también cosas que no nos gustan.

Pero ¿qué queremos hacer? ¿queremos quedarnos sin conocernos? ¿queremos vivir nuestra vida haciendo lo que los demás nos dicen que tenemos que hacer?

 

Especialmente en mi tema, en lo que respecta métodos de productividad.

Sabemos, porque LO SABEMOS TODAS, que las mujeres no nos sentimos siempre igual a lo largo del mes, lo sabemos… ha llegado el momento de dejar de hacer sacrificios y empezar a organizarnos de forma personal en base a nuestros propios cambios.

Espero que os haya tocado un poquito lo que os he contado, espero vuestros comentarios y estoy aquí para ayudaros a instaurar en vosotras un hábito de productividad personalizado que no os exija sacrificios.

Un beso grande a todas